facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Vuelta a la rutina

El verano y las vacaciones se acabaron y hemos vuelto a nuestras rutinas. Todos sabemos que con el descanso veraniego cambiamos de hábitos. Así nuestros ritmos se ven alterados, comemos más, bebemos más alcohol, dormimos con horarios irregulares… Estos factores influyen en el temido aumento de peso.

La solución para algunas personas es tan sencilla como volver a la rutina, pero la mayoría tenemos que hacer una terapia de choque. Como en el periodo post-navideño, conviene hacer un plan detox acompañado de un poco más de ejercicio del habitual. Así podremos perder los kilos de más tan rápido como los hemos cogido.

¿Pero qué pasa si después se nos ha quedado alguna zona rebelde en la que no podemos perder la grasa acumulada? Aquí es donde hay que recurrir a profesionales que nos plantearán varias soluciones.

Por un lado, existe la posibilidad de hacerlo de forma médica, ¡pero si cirugía! Perder grasa localizada sin recurrir al bisturí es una técnica conocida como Mesoterapia Lipolítica que ayudará a reducir visiblemente la grasa de la zona tratada.

Si lo de las agujas no es lo tuyo y prefieres la aparatología, lo último es la combinación de tres técnicas, que ya de por sí dan grandes resultados, el coolsculpting, la cavitación y el láser de succión.  Combinadas consiguen que la grasa de la zona tratada desaparezca de forma casi definitiva. Grasa rebelde, prepárate para desaparecer con lo último en tecnología estética.

Pero si eres muy tradicional y prefieres que las manos de un profesional de la estética acaben con la grasa, puedes recurrir a los masajes. Existen muchos tipos de masajes que ayudarán en función de cada zona a tratar. Por ejemplo, está la maderoterapia que a través de diferentes herramientas de maderas exóticas moviliza y drena. Si la zona es el vientre, no puedes dejar de probar la terapia del vientre plano y para terminar de ayudar a nuestro organismo a deshacernos de la grasa y la acumulación de líquidos, podemos recurrir al drenaje linfático.

Sea cual sea tu opción, desde la clínica Dray podemos aconsejarte cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades.