facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

¿Y SI LA DIETA Y EL GIMNASIO NO BASTAN?

MED

Quien más, quien menos, todos hemos cometido excesos durante las fiestas navideñas. Y por supuesto, con el mes de enero llegan los remordimientos y, sobre todo, los grandes propósitos para deshacernos de ese exceso de volumen que (sin llegar a agobiarnos, porque vemos aún lejos la operación bikini) no llevamos bien del todo. Sí, es época de machacarnos en el gimnasio, retomar dietas… Pero ¿y cuando eso no es suficiente?

En Clínica Dray proponemos un método eficaz y único contra la grasa y la celulitis. Se trata de Med2 Contour, posiblemente el mejor dispositivo creado para la pérdida de volumen sin dolor. La Sociedad Americana de Cirugía Plástica lo cita entre los tres tratamientos de referencia en su Banco Nacional de datos de 2015. Su uso se incrementó en el mercado americano ese mismo año en un 18,7%.

El sistema actúa mediante dos módulos: uno para la apertura de los ganglios linfáticos y su posterior drenaje, y el otro para la aplicación de ultrasonidos, y se centra en zonas determinadas (espalda, abdomen, glúteos, caderas, etc.) en las que, gracias al sistema de ultrasonidos, se ataca a los acúmulos de grasa.  Mediante la selección de diferentes parámetros se puede determinar la profundidad  y la intensidad. De esta forma el tratamiento se personaliza en función de las necesidades de cada paciente y zona que se desea tratar. La sesión, que suele durar aproximadamente 30 minutos, finaliza con drenaje linfático para facilitar la eliminación de grasa y líquidos.

Los resultados son visibles desde la primera sesión y es un sistema rápido, cómodo y completamente indoloro. Además, es apto para cualquier perfil de  paciente (hombres y mujeres de todas las edades) y zona del cuerpo, aunque se trata de un tratamiento especialmente indicado para abdomen,  espalda y cartucheras.

La ventaja  más importante, posiblemente, es  que no se producen efectos necrósicos en el tejido adiposo ni se corre el riesgo de ver la zona inflamada y más voluminosa (al mover la grasa de lugar) como ocurre con tratamientos para pérdida de volumen. En este sentido, el drenaje linfático que se realiza al final de la sesión, resulta de gran importancia.

Aunque, como hemos apuntado, el resultado es visible desde la primera aplicación, se recomiendan entre 6 y 8 sesiones. Los beneficios del tratamiento se dejarán notar especialmente transcurridas 6 semanas.

De modo que… ¿a qué esperas? No pospongas la operación bikini. Aunque no lo parezca, Semana Santa está a la vuelta de la esquina.


Testimonios