facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Ultrasonidos focalizados, lo último contra la flacidez

gluteoss

La flacidez es el problema que más preocupa a las mujeres, por delante de las arrugas marcadas. Y por eso, cada vez son más las técnicas que se perfeccionan para combatirla. Sin embargo, hasta ahora, ninguna había funcionado a nivel de SMAS, es decir, de musculatura profunda, tal y como lo hace la tecnología HIFU PRO de Sublim Lift, que ha incorporado la Clínica del Dr. Dray, a base de ultrasonidos focalizados de alta intensidad.

Es actualmente el tratamiento no invasivo y a la vez más potente que existe porque tiene mucha capacidad de penetración. Actúa en la epidermis, en la dermis profunda, en SMAS y en el tejido graso, a un nivel más profundo que la radiofrecuencia.

La forma de actuar es la siguiente: con los ultrasonidos se alcanzan temperaturas de hasta 70º, produciendo microlesiones que consiguen que la piel empiece un proceso de reparación natural; a la vez, se desencadena la formación de nuevo colágeno, de mejor calidad, y el músculo se contrae y se tensa. La piel se vasculariza mejor, y queda más turgente, y en definitiva, los contornos de la cara y también del cuerpo se remodelan.

¿Del cuerpo, hemos dicho? Sí, no solo trata los signos de envejecimiento faciales como el descolgamiento, la pérdida de textura o las pequeñas arrugas, también la flacidez leve o moderada del abdomen, glúteos, rodillas y cara interna de los muslos. Es ideal tras una liposucción, o incluso después de haber dado a luz para recuperar la figura, y puede hacerse en cualquier momento del año. Otra ventaja es que no hay que eternizarse con las sesiones: de 1 a 3, según el caso, y los resultados se ven en poco tiempo. ¡Ah, y no duele!


Testimonios