facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Ultrasonidos focalizados, el secreto de las famosas

Beauty

Las famosas ya no están obsesionadas con planchar arrugas a base de sobredosis de toxina botulínica, ni con rellenar labios o pómulos sin mesura. Menos mal. Tanto ellas como el resto de los mortales buscan la naturalidad. Y si hay algo que estéticamente nos preocupa en el rostro hoy en día, es la flacidez. ¿Recurrimos al lifting? Cada vez menos. De hecho, recientes datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica sitúan esta intervención tremendamente invasiva en un lugar cada vez más discreto.

Lo que buscamos ahora son aquellas técnicas capaces de combatir el descolgamiento manteniendo las facciones, sin estirarlas. Se puede hacer de diversas maneras: con infiltraciones de beta fosfato tricálicio y ácido hialurónico no reticulado, de policaprolactona o con hidroxiapatita cálcica, pinchada en el nacimiento del pelo siguiendo la supuesta línea de una corona, de ahí el nombre que le ha puesto el Dr. Simon Dray: técnica de la corona.

Pero el tratamiento que está revolucionando el panorama estético entre famosas como Jennifer López, Demi Moore, Sandra Bullock, Gwyneth Paltrow o Cindy Crawford son los ultrasonidos focalizados de alta intensidad. Es el tratamiento no invasivo y a la vez más potente que existe hoy, porque penetra en la dermis profunda, en la musculatura y en el tejido graso. Y lo hace a un nivel mucho más profundo que la radiofrecuencia, calentando la capa profunda de la piel para que se auto-repare de forma natural. Y no solo funciona en el rostro, también en el cuerpo: abdomen, glúteos, rodilla o cara interna de los muslos se reafirman. Un plus: es ideal tras una liposucción o tras haber dado a luz. ¡Y no duele!


Testimonios