facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Quitar la papada sin cirugía con ultrasonidos focalizados

quitar la papada sin cirugia

Mucho se habla de nuevos tratamientos para reducir la papada o el doble mentón y redefinir el óvalo facial; el problema es que o no retraen la piel, o no trabajan lo suficiente, o son muy costosos. El Dr. Simon Dray apuesta por ultrasonidos focalizados de alta intensidad, la única técnica que llega a las estructuras profundas (SMAS) y es capaz de reducir grasa y flacidez al mismo tiempo.

 

 

 

¿Qué es la papada?

La zona situada bajo la barbilla preocupa al 61% de los españoles y está formada por tejido adiposo en personas con sobrepeso (e incluso en algunas delgadas) y por descolgamiento en aquellas que han adelgazado de forma rápida o tienen predisposición genética.

 

¿Cómo quitar la papada? ¿Qué tratamientos hay?

La dieta, desgraciadamente, no es efectiva en este caso para eliminar la papada, porque el tipo de grasa de la papada es local, y aunque se pierda peso, suele seguir bajo el mentón. Si hablamos de cirugía para una operación de papada, la liposucción es la técnica más utilizada hasta ahora, pero tiene un inconveniente: no soluciona la flacidez. ¿Láser, cavitación, radiofrecuencia o mesoterapia virtual? Se quedan cortas. En los últimos meses ha aparecido un nuevo tratamiento a base de ácido desoxicólico, que tiene otro handicap: es muy costoso y aún no hay recorrido para saber cómo evolucionarán los resultados.

 

Quitar la papada sin cirugía con Ultrasonidos focalizados HIFU

Se trata de la única técnica no invasiva para eliminar la papada que consigue devolver cada una de las estructuras faciales a su sitio, reposicionando el óvalo facial y reduciendo la papada. Son ultrasonidos focalizados de alta intensidad que llegan a 4 mm de profundidad, es decir, hasta las estructuras profundas, algo que no consigue ningún otro equipo médico y que solo lograba el estiramiento quirúrgico hasta la llegada de HIFU. Incide sobre epidermis, dermis profunda, SMAS y panículo adiposo. Además, la FDA norteamericana hace tiempo que reconoció esta técnica para la reducción de papada como no invasiva y con resultados realmente eficaces contra la flacidez.

 

¿Cómo actúa esta técnica para eliminar la papada sin cirugía?

Con este método para quitar la papada, realizado por el equipo médico del Dr. Simón Dray (el médico es el único especialista que puede hacerlo) se inicia un proceso de reparación natural que desencadena la formación de nuevo colágeno de mayor calidad, y una contracción de la musculatura SMAS. Las temperaturas alcanzadas a niveles profundos por el efecto mecánico y térmico del sistema HIFU pueden alcanzar hasta los 65-70º (para que nos hagamos una idea, los sistemas más profundos de radiofrecuencia convencionales no superan los 50º), produciendo microlesiones que aumentan la capacidad de regeneración natural de los tejidos. En la zona de la papada los ultrasonidos focalizados de alta intensidad eliminan la grasa y a la vez la flacidez.

Sesiones: Entre 2 y 3 al año, dejando 45 días como mínimo entre cada sesión