facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

¿Tienes la piel grasa?

post Dray - piel grasa

Aunque tiene sus ventajas, una piel grasa es un incordio. Aparecen brillos en zonas visibles, sobre todo la llamada “T” (frente, nariz y barbilla), el maquillaje no se fija, la sombra de ojos y el eyeliner se desplazan, o salen más granitos de lo habitual. ¿Qué podemos hacer? ¿Resignarnos? En absoluto. Lo primero es conocer que una piel grasa tiene sus ventajas. Por ejemplo, suele envejecer más tarde y padecer menos líneas de expresión que una seca. Y con los años, el cutis tiende precisamente a la sequedad. Aún así, te contamos algunas pautas para equilibrarlo y conseguir que deje de brillar más allá de lo imprescindible.

  1. Consulta a un especialista en piel. Nadie como él para dar con las causas que han originado ese problema, porque puede ser genético o adquirido, y también puede ser de tipo puntual, debido a un momento de estrés, falta de sueño o mala alimentación.

  2. Realiza una limpieza meticulosa mañana y noche, y no te saltes jamás esa rutina. Primero, leche, mousse o jabón, pero fíjate que sea suave, no astringente, para no producir el efecto rebote. Sigue con un tónico a toquecitos.

  3. Utiliza un exfoliante una o dos veces por semana. Extiéndelo con un masaje suave y aclara bien.

  4. Duerme 8 horas, de media. Como decimos, la falta de sueño es un agravante.

  5. Di sí a mascarillas purificantes y a las de tipo peeling enzimático una vez por semana, y déjalas 10 o 15 minutos, no más. Aclara a conciencia.

  6. Come bien: muchas frutas, verduras, zumos naturales, y grasas “buenas”: aguacate, aceite de oliva, frutos secos…limita las grasas saturadas y el azúcar, y también las carnes rojas.


Testimonios