facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Rellenos dérmicos, los reyes de la medicina estética

rellenos

El 92% de los pacientes que acuden a consulta para mejorar su rostro y prevenir el envejecimiento facial son tratados con rellenos dérmicos. El gasto en productos de las clínicas privadas para el tratamiento con rellenos dérmicos alcanzará los 78 millones de euros este año.

 

 

 

 

 

Son algunos de los datos que se constatan en un estudio realizado por la empresa de estudios de mercado HMR (Health Market Research) y en el que ha colaborado la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME). En el mismo informe se refleja que el 81 por ciento de los centros someten a sus pacientes a peelings y el 54 por ciento a tratamientos con láser.

El ácido hialurónico es el material al que más se recurre en las clínicas, aunque hay otras sustancias que cada vez son más utilizadas para combatir y frenar los efectos de la edad, como la hidroxiapatita cálcica y la policaprolactona, así como del ácido poliláctico (que se emplea como material de relleno en forma de hilos reabsorbibles).

Desde la SEME se ha recordado que, aunque cada uno tiene su indicación, todos ellos son materiales seguros, ampliamente testados y con escasos efectos secundarios, que en todo caso suelen ser leves y temporales, siempre que los protocolos sean aplicados por un médico experto y los lotes utilizados procedan de una casa comercial reconocida y hayan superado los reglamentarios controles de calidad, así como que cuenten con su correspondiente autorización como producto sanitario inyectable.

La sociedad científica ha podido constatar que en los últimos años se han producido más avisos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), alertando de la entrada en el mercado de productos y medicamentos que han llegado a España con marcaje falso. Además, en el estudio se recoge otra problemática sobre la que la SEME trata de concienciar a la población: la inyección de estos rellenos por personal no médico y en centros no autorizados.

Como siempre, el mejor consejo es desconfiar de “las gangas”, acudir a un centro reconocido y ponerse en manos expertas, donde te informarán tanto sobre el producto que va a utilizarse (marca y composición) como sobre cuál es el más apropiado para tu caso.


Testimonios