facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Rejuvenecer las manos: tratamientos Antiaging

rejuvenecer las manos

¿Cómo es la piel de las manos y por qué envejece?

Junto a la del cuello, el escote y el contorno de los ojos, la piel de las manos es la más fina y delicada. Con el paso de los años pierde elasticidad, hidratación y volumen, la piel se vuelve aún más fina, se marcan las venas, etc.

 

 

Si a esto le sumamos que se pasan los 365 días del año expuestas a la intemperie, a la radiación solar, al frío, al viento, al sol y al lavado continuo (a veces con detergentes agresivos), el resultado empeora. Para rejuvenecer las manos es fundamental seguir los consejos (de estilo de vida y de cosmética) que vamos a contarte, y tener en cuenta que hoy en día la Medicina Estética ofrece protocolos específicos para ello, a partir de materiales como el Ácido Hialurónico y la Hidroxiapatita Cálcica.

 

¿Cuáles son los signos de envejecimiento de las manos?

Unas manos bonitas y jóvenes son lisas, turgentes y tienen un tono unificado; en cambio con el paso del tiempo pierden densidad y la piel “se vacía” y adelgaza, se marcan las venas y las arrugas, se deshidratan y aparecen las manchas, habitualmente marrones. Es decir, es una de las zonas que más delatan el envejecimiento, y curiosamente a menudo son las grandes olvidadas: tratar el rostro es algo habitual, pero no prestamos tanta atención al cuidados de las manos, a pesar de estar siempre a la vista.

 

Cuidado de las manos: claves y consejos

  • Protector solar: El paso más básico a la hora de retrasar el envejecimiento de las manos es utilizar protección solar todo el año. Porque aunque no nos demos cuenta, incluso en invierno recibimos radiación UV, visible e infrarroja, y no digamos los meses de sol: esto no solo producirá manchas en las manos, sino también arrugas, flacidez, pérdida de densidad y deshidratación.
  • Evitar jabones detergentes: Es difícil, pero mientras utilizamos jabones agresivos (por ejemplo, mientras lavamos los platos), conviene usar guantes, porque los tensioactivos y otros componentes desequilibran el pH y alteran el manto hidrolipídico, agravando el problema.
  • Hidratar y nutrir: Este gesto hay que seguirlo a diario, de la misma forma que lo hacemos con la cara o el resto del cuerpo, ¡incluso más! Ten en cuenta que su piel se reseca especialmente, precisamente por culpa de los jabones y de estar expuestas todo el día. Un buen momento para aplicar crema de manos es antes de dormir o después de la ducha. A la hora de hidratar y combatir las manos secas, escoge en tus cremas activos como la glicerina, la urea, el Ácido Hialurónico o las ceramidas.

 

Tratamientos para rejuvenecer las manos

Para tratar los síntomas de la edad en esta zona existen dos sustancias inyectables muy eficaces, seguras y reabsorbibles: el Ácido Hialurónico y la Hidroxiapatita Cálcica. El equipo médico será quien decida cuál de las dos es la recomendable según cada paciente.

 

Ácido Hialurónico e Hidroxiapatita Cálcica

 

  • Ácido Hialurónico: A la hora de rejuvenecer las manos el Ácido Hialurónico es capaz de retener una gran cantidad de agua (hasta 1.000 veces su peso), por eso mejora el aspecto, aporta mucha hidratación, turgencia y densidad. Para conseguirlo se lleva a cabo la técnica de inyección en el dorso, mediante pequeñas infiltraciones con una aguja muy fina. Es prácticamente indolora, puede realizarse con anestesia local y no produce efectos secundarios, más allá de alguna ocasional marca o hematoma que desaparecerían en unos días. Además, es totalmente segura.
  • Hidroxiapatita Cálcica: Esta sustancia es un gran estimulador del colágeno y la elastina naturales del organismo, y está compuesta por micropartículas de hidroxiapatita de calcio suspendidas en un gel acuoso; por eso es muy similar a la parte mineral de los huesos y es perfectamente biocompatible. Al inyectarla en la piel mediante un proceso similar a la infiltración con hialurónico, la piel produce colágeno nuevo alrededor de la zona inyectada. Por un lado, tenemos el efecto inmediato del relleno, y por otro el que veremos a más largo plazo gracias a esa estimulación, es decir, en parte tiene un efecto progresivo.

 

¿Cuántas sesiones son necesarias?

En ambos casos suele bastar con una sesión, además de otra de revisión. Dura alrededor de 30 minutos y el paciente puede incorporarse a su rutina diaria al instante.

 

Cómo quitar manchas en las manos: Peeling o IPL

Cuando aparecen manchas en las manos por culpa del sol o del paso del tiempo, los tratamientos a base de Luz Pulsada Intensa o peelings químicos suelen ser muy efectivos. La luz pulsada disminuye las pigmentaciones (en ocasiones desaparecen del todo) y es capaz de rejuvenecer las manos en pocas sesiones, mejorando su textura y la calidad de la piel. El peeling en las manos, de tipo químico, consigue similares resultados, y será el profesional el que elija el tipo de ácido en función de las necesidades: tricloroacético, láctico, etc. Consigue una renovación cutánea que en definitiva funciona para quitar las manchas de las manos, suaviza, hidrata y mejora la densidad.

 

¿Cómo son los resultados del rejuvenecimiento de manos?

Rejuvenecer las manos con Ácido Hialurónico tiene un efecto inmediato, y sus resultados duran entre 6 y 10 meses, según cada paciente, su edad, estilo de vida y proceso de reabsorción de su organismo. En el caso de la Hidroxiapatita Cálcica también hay ese beneficio inmediato, aunque parte del mismo se verá a los 4 meses, cuando el cuerpo genere cree colágeno; la duración del tratamiento es similar a la de la técnica de Ácido Hialurónico. La luz pulsada o el peeling en ocasiones se convierten en el complemento perfecto a otros procedimientos, pero también pueden llevarse a cabo por sí solos, y el número de sesiones y duración de los resultados dependerá de diversos factores que el equipo médico debe valorar.