facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Recolocar sí, estirar ya no

Recolocar Simon Dray

Os habréis dado cuenta que en los últimos tiempos el boom del lifting ha dado paso a una nueva era en la estética facial: la gente prefiere un rostro repulpado y jugoso en vez de “estirado”. El Dr. Simon Dray ha sido pionero en este tipo de técnicas cambiando el bisturí por la aguja.

¿Te gustaría que te dijeran “Qué bien te han estirado la cara”, o prefieres “¡Te veo más joven!, ¿has cambiado de hidratante?”. Es lo que marca la diferencia entre la tendencia de finales del anterior siglo y principios de este en cuanto a tratamientos estéticos se refiere. De “planchar” el rostro como objetivo ineludible para restar años a aportarle densidad y devolverle sus volúmenes perdidos,  de estirar a rellenar, de un resultado estático a otro dinámico…

Como explica el Dr. Simón Dray, “se trata de corregir los defectos provocados por la pérdida de grasa y colágeno, estimulando la formación de este. Así se consigue restaurar volúmenes y producir un efecto tensor con el fin de recuperar el óvalo”. En el Clínica Dray contamos con una serie de tratamiento que hacen posible este efecto y que se combinan en función de las necesidades específicas de cada rostro.

ultimate_beauty

– Técnica de la Corona: Tensión natural.
El secreto está en los pinchazos realizados por debajo del pelo siguiendo la supuesta línea que marcaría una corona, con materiales como la Hidroxiapatita Cálcica (inductora de colágeno) o el Ácido Hialurónico muy reticulado. Es necesario pinchar en los vectores tensores, tanto de músculo como de tejido.
 
– Ovalift, redefinir es la clave.
Su fin es reafirmar el cuello, redefinir el óvalo y el tercio inferior. Se lleva a cabo en dos fases, mediante infiltraciones de policaprolactona e hilos tensores de polidioxanona, ambos de carácter biodegradable. La primera está indicada para corrección duradera de arrugas, y la segunda para levantar las facciones creando nuevo colágeno.
 
Mesolift: La mesoterapia tensora.
Regenerar, nutrir e hidratar a la vez es posible gracias a esta técnica basada en una fórmula magistral patentada por el Dr. Simon Dray en 1982: contiene vitaminas (A, C, E), minerales (zinc, cobre, selenio, silicio), Ácido Hialurónico y más de cuarenta aminoácidos. Indirectamente, al mejorar la calidad de la piel de forma espectacular, se logra un cierto efecto lifting.
 
– Ácido hialurónico de sujeción, la malla invisible. 
El nuevo tratamiento con beta-fosfato tricálcico (gel reabsorbible de acción tensora) y Ácido Hialurónico no reticulado (también gel, de gran poder para el relleno de arrugas) es idóneo para el rejuvenecimiento inmediato de la cara y parte alta del cuello, sin aportar volumen.


Testimonios