facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Piel luminosa en Navidad

piel luminosa en navidad

Cada año, cuando se acercan estas fechas, llegan las prisas por comprar los regalos, organizar las cenas y comidas, por decorar la casa y tener todo a punto. Y muchas veces nos olvidamos de nosotras mismas, algo que acusa nuestro aspecto. ¿Cómo conseguir una piel luminosa? Es una de las preguntas que más nos hacemos. Porque tanto evento pide a gritos una piel luminosa e hidratada, jugosa y con buen tono. Hoy vamos a darte todos los trucos para que estés espléndida y el maquillaje sume en lugar de restar. Porque la luminosidad en el rostro es el primer paso para que el efecto final sea un diez.

 

Piel luminosa: Cuidados cosméticos.

Si queremos lucir una piel luminosa e hidratada en el rostro, nuestro kit cosmético básico tiene que incluir antioxidantes. Sobre todo vitamina C, pero también E, y otros como el resveratrol, los polifenoles y extractos vegetales ricos en este tipo de moléculas capaces de combatir la acción de los radicales libres. ¿Y por qué se generan estos indeseables? Sobre todo por culpa del estrés, de la polución en la ciudad y de la radiación solar, aunque también por una mala alimentación y por falta de sueño. Te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

– Limpieza facial día y noche, adaptada a tu tipo de piel: una piel luminosa tiene que estar limpia, de esta forma los activos de los productos que apliques luego penetrarán mejor. Escoge un formato que te vaya bien, sea leche, bálsamo, mousse, gel o jabón y limpia con delicadeza sin saltarte este paso nada más levantarte y antes de irte a dormir a diario.

– Concentrado o sérum antioxidante: O si lo prefieres, una ampolla, que es similar pero consigue que la fórmula permanezca inalterable si la cierras bien entre uso y uso.

– Tratamiento o crema habitual: Si tu sérum contiene antioxidantes, tu crema puede ser hidratante y el efecto de piel luminosa e hidratada será redondo.

– Protección solar: Este paso es absolutamente indispensable para conseguir luz en el rostro, evitar las manchas, las arrugas y la flacidez. Extiende cada día del año un fotoprotector SPF 50.

 

Piel luminosa: Hábitos.

– Dieta: Todo el año, y sobre todo los días antes de las fiestas intenta comer más sano de lo habitual y tomar alimentos ricos en vitaminas antioxidantes, como las hortalizas y verduras y la fruta: zanahorias, tomates, mandarinas, kiwis, naranjas, pimientos, brócoli, lechuga, frutos rojos, etc. También es bueno tomar buenas dosis de ácidos Omega 3, que protegen la piel y generan nuevo colágeno: salmón, sardinas, frutos secos, aceite de oliva virgen extra, etc.

– Hidratación: Bebe mucho agua. Lo ideal, ya sabes, son dos litros, y preferentemente fuera de las comidas.

– Descansa: Parece obvio, pero sin un buen descanso no hay piel luminosa posible. Intenta dormir alrededor de 8 horas y no te acuestes tarde: la regeneración epidérmica suele tener su pico álgido en torno a las 2.00 am de la madrugada.

– Haz ejercicio al aire libre: Un cutis que se ejercita outdoor mejora la microcirculación sanguínea y el tono, y además te permite liberar el estrés, lo que es un plus pro-luminosidad. Eso sí, con una condición: siempre con un SPF 50.

 

Tratamientos de Medicina Estética para una piel luminosa.

– Mesoterapia facial. La mesoterapia facial o bioestimulación es el tratamiento estrella para una piel luminosa. consiste en infiltraciones de vitaminas (A, E y C, aminoácidos, oligoelementos, minerales (zinc, cobre, selenio, silicio) y ácido hialurónico no reticulado para mejorar la luz y eliminar el aspecto apagado del rostro. la técnica se realiza mediante pequeñas infiltraciones en la dermis, poco profundas, que depositan la fórmula. La mesoterapia facial no es un tratamiento doloroso, aunque sí puede ser ligeramente molesto. Conviene realizarlo al menos una semana antes de Navidad para evitar aparecer con algún posible y pequeño hematoma. Las sesiones a realizar dependen del estado de la piel, pero si es como tratamiento flash para Navidad, lo ideal son 2 o 3.

Peeling. A base de ácidos capaces de eliminar las células muertas de la epidermis, el peeling consiste en aplicar una solución a la carta (ácido glicólico, salicílico, mandélico, retinol, etc) y retirarla al cabo de unos minutos. Puede ser de tipo superficial, que es el ideal para conseguir una piel luminosa estas fechas y sin pelado, que nos obligaría a permanecer en casa algunos días. No tiene efectos secundarios, aparte de una posible y ligera inflamación o enrojecimiento que desaparecen en cuestión de horas. Una sola sesión de peeling es suficiente para un efecto flash.

– Factores de crecimiento para rejuvenecimiento facial. Este tratamiento, también llamado plasmaterapia o terapia con plasma, es un método de rejuvenecimiento revolucionario e medicina estética, y consiste en utilizar el plasma enriquecido en plaquetas (PRP), en factores de crecimiento y células madre, obtenidas de la sangre del propio paciente. Consigue que la piel recupere su elasticidad, su luz y una textura más uniforme. Es un procedimiento totalmente seguro, se recomiendan 2 o 3 sesiones al año, y si vas a hacértelo antes de Navidad, intenta que sea al menos 10 días antes. Con los factores de crecimiento para rejuvenecimiento facial podría quedar algún leve hematoma que desaparece en un máximo de 48 horas.

– Fotona Velo de Novia. Fotona es un láser no agresivo que en su modalidad Erbio consigue un efecto peeling, eliminando la capa superficial de la piel en menos de 5 minutos para eliminar la piel muerta y penetrar en las primeras capas de manera suave. Una sola sesión bastará para dicho efecto Flash antes de navidad, quedando solo un ligero enrojecimiento que desaparecerá en 48 horas.