facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

PEELING FACIAL, ¿QUÉ ES?

peeling facial quimico

La edad, las hormonas, la contaminación ambiental, las horas de exposición al sol…muchos son los factores que hacen que en tu rostro aparezcan manchas, pequeñas arrugas, marcas y en general, imperfecciones que apagan la frescura y luminosidad de tu piel.

 

 

 

 

 

A veces le tenemos miedo al peeling facial, pero solo es cuestión de elegir el adecuado y de cumplir con los cuidados oportunos. En realidad es perfecto para atenuar las irregularidades de tu piel, es un proceso seguro que ayuda a la regeneración afinando las arrugas, reduciendo el fotoenvejecimiento y corrección de las manchas por al exposición solar.

 

¿QUÉ ES UN PEELING FACIAL?

Un peeling facial es una descamación o exfoliación de la piel mediante la utilización de sustancias químicas sobre las capas superficiales de forma más o menos profunda (dependiendo de tus necesidades o circunstancias) para su regeneración, eliminando todo tipo de imperfecciones y favoreciendo un tono unificado.

Es un procedimiento que consiste en acelerar la regeneración celular del rostro para mantenerlo hidratado, terso y rejuvenecido y que puedas disfrutar de una piel mucho más fina y limpia.

Según el tipo de imperfección se aplicará un peeling químico superficial, medio o profundo. El grado de profundidad dependerá de dónde esté situada la “lesión” y mediantes sustancias químicas tales como ácido kójico, ácido alfalipoico, retinol e hidroquinona se eliminarán de forma controlada:

– Irregularidades de pieles hiperpigmentadas como las manchas causadas por el sol.

– Arrugas

– Cicatrices causadas por el acné

– Mejora la textura de tu piel dejándola suave y lisa.

Para conseguir esa piel de bebé que proporciona el peeling facial, tendrás que preparar tu piel antes y después, dejando la piel libre de cremas y maquillaje, y llevar un control posterior a la descamación de tu piel tratándola con cremas hidratantes específicas que aporten agua y protección solar alta.

 

TIPOS DE PEELING QUÍMICO FACIAL

El tipo de peeling debe ser indicado por el propio especialista, por lo que hablamos de peeling médico facial, quien determinará qué tipo de tratamiento necesitas ajustándose a tus necesidades. Debes tener en cuenta que cuanto más profundo sea, más días necesitará tu piel para regenerarse y más efectos secundarios tendrá.

 

1. Peeling Superficial.

(ácido glicólico, ácido reitnoico, ácido láctico y otros alfa hidroxiácidos)

El peeling superficial, elimina la parte superficial de la epidermis. Si lo que necesitas es reducir las arrugas finas, manchas o acné, este sería el ideal. Conseguirás iluminar tu piel y eliminar las células muertas acumuladas. Este tipo de peeling solo produce un pequeño enrojecimiento de la piel durante unas horas y podrás repetirlo con un intervalo de 15 días.

Los peelings químicos muy superficiales son los únicos que están indicados en los meses de verano puesto que son los que menos descamación producen y la piel del rostro queda menos expuesta a los rayos UVA; además tienen una buena tolerancia ya que el proceso de pelado es mínimo y permite continuar con nuestra vida social.

2. Peeling Medio.

(ácido tricoloroacético o TCA y ácido pirúvico, hasta el 25%-35%)

El peeling medio es efectivo para eliminar arrugas, manchas extendidas y acné en fase activa. Este tipo de exfoliación produce un enrojecimiento mayor que el anterior puesto que profundiza algo más en la epidermis y la descamación es algo más visible. El proceso podrás repetirlo pasadas seis semanas, y tienes que reservarlo para los meses de invierno, donde no debe darte nada el sol los días posteriores.

3. Peeling Profundo.

(fenol, ácido tricoloroacético al 50%)

Es el más agresivo y están indicados si tienes un fotoenvejecimiento alto de la piel con poros dilatados, arrugas incipientes, manchas hiperpigmentadas y piel apagada.  Se consigue con la aplicación del fenol, que llega a las capas más profundas de la dermis. Podrá repetirse a las ocho semanas.

Ten en cuenta que este tipo de peelings “pelan”  mucho, y requerirán de un vendaje durante los dos días siguientes al tratamiento, por lo que jamás debes optar por estos peelings en los meses de verano.

 

¿QUÉ TIPO DE PEELING ES MÁS EFICAZ PARA MI PIEL?

Una ventaja de los peelings faciales es que son aptos para cualquier tipo de pieles, incluso las más sensibles, ya que sus componentes se personalizan y se combinan entre sí. En función del estado de tu piel y los objetivos que desees:

Peeling Facial Superficial para manchas, acné y reactivación de la piel.

Estos peeling faciales, suelen estar indicados en pieles más jóvenes. Si lo que necesitas es mejorar el acné activo, eliminar las manchas causadas por el sol y revitalizar tu piel, éste es perfecto para ti.

Peeling Facial Medio para lesiones cutáneas, cicatrices y arrugas finas.

Si tu piel presenta más de una lesión cutánea, como arrugas finas, cicatrices causadas por granitos o manchas, un peeling de profundidad media será el ideal para tu piel.

Peeling Facial Profundo para tratar el fotoenvejecimiento alto.

El peeling profundo es el más agresivo de todos y el que mayor cuidados requiere. Es aconsejable si tu piel está muy fotoenvejecida, con poros dilatados y arrugas profundas.

Tras la realización de cualquiera de estos tres tipos de peelings debes tener en cuenta que al ser una exfoliación, la piel de tu rostro queda expuesta y necesita unos cuidados extra que mantengan la hidratación adecuada para que pueda regenerarse sin problemas.

Aplica cremas ricas en péptidos e hidratantes y calmantes, así como cremas de protección solar con SPF alto para evitar la aparición de nuevas manchas durante su recuperación.

 

SESIONES DE UN PEELING FACIAL

Según el tipo de peeling que elijas, harás una sola o varias, y tendrá una duración media de unos 10 a 60 minutos para llegar a las capas correctas de la piel. Las sustancias químicas se aplicarán en la zona afectada y se dejará actuar durante unos minutos para que pueda penetrar correctamente.

¿Y qué vas a notar? Según la profundidad del peeling, sentirás una sensación de calor o picor, totalmente normal en el proceso.

Un vez finalice el tratamiento podrás aplicarte una crema solar o incluso maquillaje, esto último solo en el caso de los peelings muy superficiales.

 

PEELING QUÍMICO: EFECTOS SECUNDARIOS EN LA PIEL.

No existen unos efectos secundarios importantes, debemos eso si cuidarnos y seguir las indicaciones del especialista. Tras cualquier tipo de peeling facial, notarás que tu piel pasa por diferentes etapas:

– Enrojecimiento durante los primeros días tras la aplicación.

– Descamación que será más evidente en los peelings de profundidad media y profunda, lo que significa que tu piel se está regenerando tras la eliminación de imperfecciones.

– Y por último, tu piel renovada, luminosa y limpia de impurezas. Disfrutarás de una notable mejoría, aspecto rejuvenecido y saludable.