facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

MEDICAMENTOS FOTOSENSIBILIZANTES: CUIDADO CON EL SOL

fotosensibles

A menudo, cuando se nos prescribe un tratamiento farmacológico nos interesamos por los posibles efectos secundarios o reacciones adversas, pero pocas veces preguntamos por la interacción con factores externos, como es el caso de la exposición solar. ¿Qué riesgo entraña el sol cuando estamos tomando alguna medicación? Conviene saber que algunos de los medicamentos de uso más común son fotosensibilizantes y combinados con la radiación ultravioleta pueden ser una auténtica bomba.

 

 

La fotosensibilidad puede provocar dos tipos de reacciones: fototóxicas o fotoalérgicas. Las reacciones más habituales son fototóxicas, que se producen de manera inmediata y se manifiestan como una quemadura solar (ampollas, eritemas, vesículas). Suelen producirse cuando los medicamentos se administran por vía sistémica.

Menos frecuentes son las reacciones fotoalérgicas, en las que interviene el sistema inmunológico y se deben a medicamentos de uso tópico y se manifiestan de forma similar a la dermatitis de contacto (eccema, edema, picor intenso). Los síntomas se aprecian entre 12 y 72 horas después de la exposición solar.

Algunos medicamentos fotosensibilizantes son de uso tan común como los siguientes:

– Algunos protectores gástricos (omeprazol)
– Antiinflamatorios
– Anticonceptivos orales
– Antidepresivos (fluoxetina, paroxetina y sertralina)
– Antihistamínicos
– Antisépticos
– Algunas benzodiacepinas (alprazolam, lorazepam, diazepam)
– Corticoides
– Laxantes o diuréticos
– Anestésicos locales
– Algunos antihipertensivos
– Ciertos antibióticos (tetraciclinas)
– Algunos tratamientos específicos contra el acné, como los retinoides orales
– Antifúngicos

Además de estos fármacos (la lista es mucho más extensa), existen otros productos utilizados en cosmética, como perfumes, colorantes o algunos aceites esenciales que también pueden ser fotosensibilizantes, y algunos productos de herbolario.

En cualquier caso, lo más recomendable es consultar siempre al médico o al farmacéutico si existe algún riesgo de fotosensibilización con el medicamento que se nos prescribe y, ante el menor síntoma, suspender la medicación y acudir a consulta. Y, por supuesto, utilizar protectores solares todo el año.


Testimonios