facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

LOS DOCTORES DRAY RECIBEN AL PROGRAMA FLASH MODA EN PARÍS

flasmoda2

Los doctores Simón y Maurice Dray recibieron el pasado mes de enero al programa de TVE Flash Moda en el apartamento de este último en París, situado en plenos Campos Elíseos, frente al Arco de Triunfo, y muy cerca de su clínica en la capital francesa. Pioneros en el mundo de la estética en un tiempo en que aún no se hablaba del ácido hialurónico, el bótox o las vitaminas, hace ya 25 años que advirtieron que el envejecimiento de la piel se debía a un déficit de vitaminas y oligoelementos en el que jugaban un papel importante factores como el sol, el tabaco, la mala alimentación o el estrés.

Los hermanos Dray expusieron en el programa su concepto de belleza y hablaron de su pasión por la profesión a la que dedican sus vidas:

“Trabajar en la belleza es trabajar con arte, en el arte. Somos un poco artistas también. Yo no puedo concebir que se pueda hacer medicina estética sin amar el arte, no puede ser”, aseguró Maurice.

“No es solamente la belleza”, matizó Simón, hoy al frente de las clínicas de Madrid, Barcelona, Ibiza y Almería. “Se crea armonía entre el alma, el espíritu, y el físico; intentamos dar en nuestro trabajo esa belleza que encontramos en el arte”.

“A mí, unas arruguitas no me importan, es bonito, lo que no me gusta es la flacidez. Lo que no me gusta es la cara triste, sin vida, un rostro sin alegría. Y cuando viene la paciente con mucha tristeza en su cara, intento darle alegría”, añadió el Dr. Simón Dray.

Y es que los motores de estos magos de la estética, creadores del lifting sin cirugía, son la naturalidad y la armonía. El secreto está en la destreza y en saber aplicar la fórmula precisa a cada paciente.


Testimonios