facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Lo que más nos preocupa es un rostro cansado

ejecutiva_tocando_cara

¿Sabías que a la mayoría de españoles lo que más les preocupa estéticamente es que el rostro parezca cansado o triste? Nada más y nada menos que al 87%. Hace poco, el laboratorio Allergan organizaba una mesa redonda llamada “Tu rostro habla de ti” en la que se hablaba de esto y otras cosas relacionadas con lo que nos motiva a pasar por un retoque estético. Resulta que a la mayoría de mujeres y hombres, lo que les preocupa no es cumplir años, sino llevarlos bien. Para ello, los tratamientos más recomendados por el colectivo de medicina estética son los de ácido hialurónico que mejoran el rostro de forma sutil y sin perder la identidad.

Otro dato curioso es que a la mayoría le inquieta que su cara de la impresión de estar cansada, triste o enfadada, cuando en realidad no lo está. Y nueve de cada diez asegura que alguna vez les han dicho “¡Pareces agotado!” Cuando en ese momento se sentían bien. También el 77% piensa que se juzga a la gente de manera equivocada solo por la expresión de su cara.

Pero no solo los médicos expertos en estética pensamos que es importante acudir a los tratamientos no invasivos para no generar falsas impresiones. La psicóloga Silvia Álava, especializada en inteligencia emocional, contó en la mesa redonda que “si no estamos satisfechos con nuestra apariencia, podemos tener pensamientos negativos que lleguen incluso a bloquearnos, porque la imagen que tenemos de nosotros mismos puede afectar a nuestra confianza hasta el punto de generar patologías y condicionar nuestro comportamiento”, añadía. Por ello los especialistas en medicina estética, y en especial en la Clínica del Dr. Dray, recomendamos la prevención, antes que la actuación cuando el problema ya ha llegado. A partir de los 30-35 años puede ser un momento fantástico para tratar las arrugas, ojeras y flacidez provocadas por la pérdida de volumen facial, porque todos estos signos son los que nos hacen dar una imagen de agotamiento que no tiene porqué ser real. En consulta, te dirán qué tratamiento es el ideal para contrarrestar estos efectos en tu rostro.


Testimonios