facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Labios sugerentes, nunca excesivos

pinchazo_labio_superior2

Querer lucir la boca de Angelina Jolie, Irina Shayk u otras celebrities del momento está a la orden del día en las consultas de medicina estética. Sin embargo, estas modas nada personalizadas entrañan muchos peligros, porque muchas veces ocurre que, ni la forma de los labios es similar, ni el grosor natural tiene nada que ver con el de la famosa en cuestión. Y ya ni hablemos de la peligrosísima y absurda moda vista en las redes sociales entre algunas jóvenes para conseguir unos labios desproporcionados durante unas horas, succionando un vaso pequeño de chupito. Un sinsentido.

En realidad, la solución para unos labios sugerentes, sensuales y sexys pero nunca excesivos está en la infiltración precisa de ácido hialurónico: este material natural, reabsorbible, y presente en nuestro organismo de forma innata, es capaz de aumentar, pero también de perfilar simplemente, para levantar sutilmente el perfil, es decir, para realzarlo, sin tocar el interior de los labios, y también funciona muy bien para suavizar el código de barras, es decir, las arruguitas verticales que van de la nariz a la boca, tan habituales a partir de cierta edad en mujeres fumadoras.

La idea, al final, es recuperar el volumen que se ha perdido con el paso del tiempo, o incluso aumentarlo un poco, pero nunca de forma exagerada, porque quedaría desproporcionado y alteraría la armonía de las facciones. El tratamiento con ácido hialurónico se realiza en 45 minutos, y el resultado dura alrededor de un año. Lo más importante de todo, eso sí, es consultar con un buen profesional y una clínica de prestigio.


Testimonios