facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Hora de mudar la piel: ¿peeling químico sí o no?

peeling

El verano ha llegado a su fin y es posible que tu bronceado haya desaparecido por completo y que el único recuerdo de ese tono dorado sean las antiestéticas manchas derivadas de una exposición prolongada al sol. Es el momento de ayudar a nuestra piel a renovarse, bien sea por medios químicos o mecánicos, según sean las características y necesidades de cada tipo de piel y los resultados que se busquen.

 

 

 

En este caso nos vamos a referir al peeling dermatológico, un proceso sencillo que consiste en exfoliar controladamente la piel mediante la aplicación de sustancias químicas (ácido kójico, ácido alfalipoico, retinol e hidroquinona, entre otros) que eliminan distintas capas de la epidermis. Con ello se consigue difuminar manchas, cicatrices, arrugas y otras imperfecciones y estimular la renovación celular, con lo que la piel también ganará en luminosidad.

Ahora bien, ¿es recomendable para todo tipo de pieles? ¿Qué tipo de exfoliación química es la más adecuada para cada caso? La respuesta está en la profundidad con que se actúe. Según el estado de la piel, se pueden realizar peelings profundos, medios y superficiales. Las sustancias que se utilicen dependerán del tipo del peeling indicado por el especialista (despigmentante, antiarrugas, atiacné…).

En principio este método es seguro y altamente recomendable para pieles envejecidas, hiperpigmentadas o apagadas por la acumulación de células muertas, personas con cicatrices, arrugas… Pero existen salvedades: mujeres embarazas o en periodo de lactancia, personas que padezcan patologías cutáneas como psoriasis, dermatitis, eczema o que hayan estado sometidas a determinados tratamientos dermatológicos recientemente (por ejemplo accutane, un medicamento contra el acné)

En cuanto a los efectos secundarios, hay que advertir que la piel queda enrojecida después del tratamiento, por un tiempo variable según la profundidad con que se haya actuado. Si se ha realizado un peeling superficial, la recuperación será rápida, en un par de días; si se realiza el medio, en torno a dos semanas, y si se opta por el profundo, la piel permanecerá enrojecida o hinchada más tiempo, y pueden aparecer descamaciones o costras que desaparecerán por sí solas (nunca hay que eliminarlas, deben curar naturalmente). Los resultados serán progresivos. En todos los casos, es imprescindible evitar el sol y seguir las indicaciones del médico, como limitar el uso de algunas cremas.


Testimonios