facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Errores bajo el sol

Errores bajo el sol

Cuando llega la hora de ponerse al sol somos capaces de inventarnos barbaridades y hacer caso a falsos mitos que perjudican mucho nuestra piel con tal de broncearnos. Hoy desmontamos algunas falsas leyendas del astro sol que deberías conocer, ¡cuida tu piel, vives en ella!

– Lo quemado se convierte en moreno

La piel quemada por el sol efectivamente a los días se suele convertir en un bronceado negruzco, ¡pero luego se pela! Esto sucede porque la piel ha sufrido una lesión grave y necesita regenerarse, además tiene memoria y si te quemas muchas veces puedes desarrollar una hipersensibilidad al sol, además de manchas, arrugas y flacidez ¡cuidado!

– El aceite hace que te pongas más morena

El aceite tiene la capacidad de calentarse con mucha facilidad y llegar hasta temperaturas altísimas, si lo pones en la piel y después te tiendes al sol esta literalmente se fríe… Si usas aceite cerciórate de que tenga protector solar para no quemarte, ¡no hagas locuras!

– Si estas mojado te bronceas más por el efecto lupa

No es por el “efecto lupa”, simplemente la eficacia del fotoprotector disminuye. Por eso siempre recomendamos renovarlo cuando se sale del agua.

– Debajo de la sombrilla o con blusas no hace falta protector

La ropa o la sombrilla dejan pasar parte de los rayos solares, sobre todo si es clara, ¡no te confíes!

cuidados para el sol

– Si te pones protector solar ya no hace falta hidratarse la piel

No es que no haga falta… ¡es importantísimo para regenerar la piel después de la exposición al sol!

– No me compro protector solar porque tengo el del año pasado

Para empezar si un protector te ha durado todo el verano y te ha sobrado… lo estás usando mal seguro porque lo correcto es aplicar unos 20 a 25 ml en todo el cuerpo dos veces al día. Además los protectores solares no son eternos, en general duran tan solo un año desde la apertura del envase. Tienes que fijarte en un símbolo como el de abajo para saber los meses que tiene de eficacia desde que lo has abierto.

los bronceadores caducan

– Como está nublado no me protejo

Un cielo nublado tan solo reduce un 20% la radiación UV, así que puedes usar un fotoprotector un poco más bajo que el habitual, pero es necesario igualmente.

– Me aplico un factor de protección alto y después me renuevo con uno bajo durante todo el día

¡Los SPF no son acumulativos! Si te pones un protector 50 y te renuevas con spf6 al final del día prácticamente no estarás protegida y te quemarás.


Testimonios