facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

ENAMÓRATE DEL MAR: CONOCE SUS BENEFICIOS PARA LA PIEL

Sin título-1

¿A quién no le gusta el mar? Para empezar, nos relaja física y psíquicamente, tonifica nuestro cuerpo, estimula nuestras defensas, mejora los problemas respiratorios… Pero ¿conoces los beneficios que el agua de mar aporta a tu piel? El agua de mar es rica en oligoelementos como zinc, yodo, sodio potasio, con grandes propiedades que la piel absorbe por ósmosis.  En cuanto leas este post, correrás a darte un chapuzón.

 

 

 

– Es un estupendo exfoliante natural que limpiará tu piel sin esfuerzo y las liberará de toxinas. ¿Se te ocurre un sistema más placentero para lucir unos talones perfectos este verano que un buen paseo por la orilla del mar?

– El agua marina posee propiedades antisépticas, por lo que ayudan a la curación de pequeñas heridas, rozaduras o arañazos. Sí, a veces escuece, pero eso indica que está haciendo su trabajo.

– Tiene propiedades antibióticas, con un gran poder curativo sobre eccemas, reacciones alérgicas, descamación y otros problemas dermatológicos. Para afecciones cutáneas como la psoriasis, están recomendadas las friegas con agua de mar, que harán que las escamas características se vayan desprendiendo solas.

– Los minerales que se concentran en el agua marina proporcionan una gran nutrición a nuestra piel, que se mostrará más elástica y sana. De hecho, cada vez son más los productos cosméticos que incluyen agua de mar en su composición, ya que sus minerales inducen de manera natural la producción de colágeno y elastina.

– Regula la producción de sebo de forma natural por su acción astringente. Tu piel aparecerá mucho más tersa y sin brillos.

– Los baños de mar estimulan la circulación sanguínea, favoreciendo así el transporte de oxígeno y nutrientes a todo el cuerpo.

Aún hay muchas razones más por las que deberías levantarte de la tumbona de vez en cuando y pegarte una buena zambullida. Ya lo sabes: no solo tu mente, tu piel también te lo agradecerá.


Testimonios