facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Bronceado rápido, natural y duradero gracias a la dieta.

bronceado rapido

Si queremos conseguir un bronceado rápido, duradero, seguro y con un tono unificado, debemos estar atentos a la elección de nuestra dieta diaria, pues existen alimentos que ayudan a broncearse y harán que tenga un efecto prolongado y luminoso. 

Después de todo el año bajo capas y capas de ropas, llega el momento de disfrutar del verano y lucir nuestro bronceado. La ropa nos favorece más, no necesitamos apenas maquillaje y, en definitiva, nos sentimos de mejor humor.

 

Existen muchos aliados en nuestra dieta diaria que, independientemente de nuestro tono de piel, nos ayudarán a conseguir desde dentro ese tono unificado tan bonito. No solo el conocido betacaroteno nos aportará ese extra necesario para el bronceado, sino que ayudará a proteger la piel de la radiación solar.

 

 

Acelerador del bronceado natural gracias a ciertos alimentos que ayudan a preparar la piel.

Con una dieta rica y variada conseguiremos asimilar vitaminas, ácidos grasos, antioxidantes y micro nutrientes esenciales para conseguir y mantener el bronceado perfecto. Ayudará a producir la melanina de la piel, proteger el colágeno y eliminar los radicales libres.

Para preparar la piel de la exposición solar hay que incluir una serie de alimentos que reúnan 5 de los nutrientes esenciales para mantener el bronceado :

 

1. Betacaroteno para potenciar el bronceado

Es el activador del bronceado más conocido y extendido, no sólo lo potencia sino que además lo mantiene evitando el fotoenvejecimiento de la piel. Los carotenoides como el betacaroteno son pigmentos vegetales que actúan como antioxidantes, ayudan a intensificar el bronceado y protegen de los radicales libres.

Es la principal fuente de Vitamina A, cuida nuestra piel, potencia el efecto de otras vitaminas antioxidantes y en su esencia, son pigmentos que no solo se encuentran en frutas y verduras de color amarillo o naranja, también los podemos encontrar en vegetales de hoja verde como las espinacas . Por eso es la elección perfecta si queremos que nuestra piel en verano luzca con ese tono brillante y dorado.

Dentro de este grupo de nutrientes podemos encontrar los siguientes alimentos que ayudan a broncear nuestra piel, un menú veraniego perfecto:

  • Zanahorias, calabazas, tomates, albaricoque, melocotones, sandía o mangos.
  • Espinacas, brócoli, acelgas, lechuga o rúcula.

 

2. Vitamina C para proteger tu piel

Además de ser un potente antioxidante, protege el colágeno y la elastina de nuestra piel. La exposición prolongada al sol favorece la aparición de las primeras arrugas y manchas en la piel, por eso aumentar nuestra ingesta de antioxidantes como la Vitamina C en los meses de verano nos ayudará a tener una piel mucho más joven y firme.

Los beneficios de la Vitamina C son muchos, es una sustancia imprescindible para nuestro cuerpo ya que nos protege de enfermedades y mejora la calidad de la piel como ningún otro nutriente. Además de su acción antioxidante tiene un efecto despigmentante natural: por eso muchos cosméticos incluyen, entre sus activos, esta vitamina.

No dudes en introducir alguno de estos alimentos en tu dieta para el bronceado, además, te protegerán de los agentes externos y mantendrán tu piel tersa y sin manchas:

  • Kiwi, limón, naranjas, limas, pomelo, fresas, piña, frambuesas o papayas.
  • Brócoli, espinacas o col rizada.

 

3. Ácidos Grasos Omega 3 y 6 para mantener la hidratación después de un bronceado rápido

Son los ácidos grasos poliinsaturados esenciales para que se desarrollen correctamente las funciones básicas de nuestro organismo como el metabolismo lipídico, coagulación, presión sanguínea y regulación de los procesos inflamatorios.

Los alimentos que contienen Omega 3 ayudarán al mantenimiento del bronceado y protegerán nuestra piel evitando la deshidratación.

  • Encontraremos ácidos Omega 3 sobre todo en pescados azules como el atún, las sardinas y el salmón y en productos como las nueces, la soja o el germen de trigo.
  • Los alimentos ricos en Omega 6 son los frutos secos, aguacate,  semillas oleaginosas o aceites vegetales.

Somos lo que comemos y debemos ser conscientes de la importancia que ello conlleva, no descuidar nuestra alimentación en verano es importante no solo para mantener un bronceado duradero y luminoso, sino para tener una vida saludable.

Tanto los ácidos grasos Omega 3 como los Omega 6 son alimentos que ayudan a broncear más rápido y de manera más segura nuestra piel ya que mantienen la flexibilidad y la hidratación adecuadas.

 

4. Vitamina E para un bronceado sano y atractivo

En nuestra dieta mediterránea contamos con cientos de alimentos que ayudan a mantener el bronceado de nuestra piel de forma sana. La Vitamina E es uno de los nutrientes que más cuidan y protegen la piel y junto con las Vitaminas A y C es el grupo de antioxidantes por excelencia.

La función más importante es evitar la oxidación celular; cuando tomamos el sol los rayos oxidan nuestra piel y por eso envejece en buena parte. Los alimentos con Vitamina E nos protegen de los efectos dañinos del sol y su consumo debe ser regular en los meses de verano, ayudan a mantener el sistema inmunitario frente a virus y bacterias. Conservan la piel en buenas condiciones y contribuyen a la cicatrización de las heridas.

Entre los alimentos con Vitamina E para mantener el bronceado encontramos:

  • Atún, salmón, mariscos o huevo. 
  • Almendras crudas sin sal, semillas de girasol, aguacate, mango o albaricoques.

 

5. Otros antioxidantes para prevenir el envejecimiento por un bronceado rápido

En general, el grupo de alimentos que ayudan a tenr un bronceado rápido, eficaz y seguro son aquellos ricos en antioxidantes. La Vitamina C y la E, de las que ya hemos hablado, son las número 1, pero hay más. Los antioxidantes son moléculas que se encargan de evitar la oxidación de otras moléculas, retrasan el desgaste y deterioro de la piel, órganos y demás tejidos.

Son una fuente potente para un broceado luminoso y sobre todo, para prevenir el fotoenvejecimiento de la piel:

  • Aguacate (Vitamina E)
  • Todo tipo de frutos rojos como arándanos, moras, fresas, bayas, frambuesas (betacarotenos).
  • Brócoli (Vitamina C)
  • Zanahorias (betacaroteno)
  • Cítricos (Vitamina C)
  • Espinacas (Vitamina A, C, E)
  • Tomates (Licopenos).

 

El consumo diario de antioxidantes en nuestra dieta para el bronceado previene el envejecimiento prematuro de la piel, ayuda a nuestro cuerpo a regenerarse y nos ayuda a hacerles frente a los radicales libres.

Y como último punto, no podemos olvidarnos del agua: hay que tener muy en cuenta que en los meses de verano es muy fácil que nuestra piel se deshidrate casi sin darnos cuenta por lo que, dentro de los alimentos que ayudan a broncearse más rápido, el agua, debe formar parte de nuestro día a día.

Podemos conseguir mantener una piel tersa, bronceada e hidratada no solo bebiendo agua sino con smoothies y zumos de frutas naturales sin azúcares añadidos, té verde que facilita el proceso antiinflamatorio, o el gazpacho, alimento perfecto que además de hidratarnos, nos aportará antioxidantes y betacaroteno.