facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Día de la madre: Piel nueva a dúo

POST DIA DE LA MADRE CLÍNICA DRAY

El primer domingo de mayo es el Día de la Madre. ¿Un perfume? ¿Ir a comer juntas? Todo eso está genial, pero seguro que no es nuevo para ella. ¿Qué crees que le parecería lucir una piel esplendorosa y realmente rejuvenecida en tan solo unos minutos? Creemos que a mamá le sorprenderá e ilusionará una sesión de mesoterapia facial con vitaminas, porque su efecto es infinitamente mayor que el de un cosmético de uso tópico, es decir, que se aplique en la piel: la mesoterapia penetra gracias a pequeñas agujas a nivel dérmico, es decir, el más profundo, y como lleva un cóctel repleto de nutrientes, los resultados se observan al momento.

Además, no duelen nada si se hace con maestría y profesionalidad, como es el caso del Dr. Simón Dray.

En la Clínica, a tu madre le aplicaremos una sesión mientras tú, de aburrirte, nada de nada: a la vez te haremos un peeling facial, que renovará la regeneración de tu piel al máximo. Durante la sesión de belleza de mamá, se combinarán Vitaminas A, C y E, altamente antioxidantes, minerales como el zinc, el cobre, el selenio, el silicio, el ácido hialurónico y cuarenta aminoácidos nada menos. Su rostro quedará más oxigenado, sin poros abiertos ni cuperosis, y con mucha menos flacidez. Tú, por tu parte, renovarás la tez con un buen peeling capaz de eliminar las células muertas, aportar luminosidad y difuminar manchas y arruguitas. En función de tu tipo de piel se escogerá el ácido kójico, el alfa lipoico, retinol o hidroquinona. Con una sola sesión de 5 minutos se obtienen unos resultados fantásticos. Y lo mejor es el precio, porque por 190 euros saldréis las dos radiantes.

 


Testimonios