facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

De la tendencia antiaging, a la de envejecer mejor

De la tendencia antiaging, a la de envejecer mejor

¿Quién ha dicho que no queremos envejecer? Sí queremos, pero haciéndolo mejor: Ya no nos obsesiona parecer más jóvenes, lo que sí buscamos es obtener la mejor versión de uno mismo. Es decir, de la “tendencia antiaging” en busca de la eterna juventud hemos pasado a otra, la de “envejecer mejor”. Lo dicen los expertos en medicina estética y un reciente estudio de Allergan. Curiosamente, solo el 8% de las mujeres confesaron probar tratamientos estéticos para verse más jóvenes, y sin embargo, les preocupa más aumentar la autoestima: eso dicen 1 de cada 4. ¿Y cuál es la técnica en auge? El Ácido Hialurónico, que, por suerte, supera estigmas del pasado. Por fin hemos dejado de vivir temiendo al material de relleno como si fuera la mayor desgracia estética, ni pensamos en bultos, migraciones, y resultados anti-naturales o grotescos. Aplicado por un personal médico cualificado y en una versión de calidad, se ha convertido en una de las mejores formas de afinar arrugas, aportar hidratación e incluso desafiar a la gravedad: es decir, es la vía para envejecer mejor y unirse a la tendencia del momento. Estas son las ventajas del Ácido Hialurónico en la Clínica Dray:

  • El Ácido Hialurónico está presente de forma natural en nuestro cuerpo y es totalmente biocompatible, por lo que no puede generar rechazos.
  • El de nuestra clínica es de última generación, y por tanto de gran calidad.
  • Funciona muy bien como tratamiento de mesoterapia para la rehidratación de rostro, cuello y escote, difuminando y rellenando pequeñas arruguitas.
  • También puede utilizarse para favorecer la turgencia y nutrición de brazos y manos, proporcionando un alto grado de hidratación, firmeza y protección. Este tratamiento, además, actúa como complemento ideal del tratamiento vitamínico tradicional.
  • La sesión de rehidratación dura 30 minutos, y hacen falta 3 sesiones para un tratamiento de choque, junto a otra de mantenimiento una vez al año.


Testimonios