facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

DALES COLOR A TUS PLATOS Y PROLONGA TU BRONCEADO

fruta

A estas alturas de verano probablemente ya has conseguido el tono dorado que tanto nos favorece a todos. ¡Cómo nos gustaría que ese aspecto saludable durase más allá de las vacaciones! ¿Cómo lograrlo, si nuestras obligaciones nos impiden arañar tiempo para continuar con los plácidos baños de sol? Empieza ya a preparar tu piel para la operación retorno de la manera más sana posible: desde dentro.

El  secreto está en la nutrición. Existen numerosos alimentos (sobre todo frutas y verduras) que potencian la producción de melanina y ayudan no solo a conseguir un bronceado intenso, sino también a prolongarlo. Otros tienen la capacidad de reparar los daños que los rayos UVA producen en las fibras de colágeno y elastina de nuestra piel. Una dieta rica en antioxidantes (como las vitaminas C y E), nutrientes como los betacarotenos y grasas insaturadas (omega3) te ayudará a lucir un moreno de calidad y duradero.

Por sus propiedades, estos son algunos de los alimentos de los que no puedes prescindir, muy apetecibles en esta época y que además llenarán de color tu mesa:

Tomates. No te prives de ese gazpacho o ese salmorejo a diario. El tomate es rico en licopeno, y recientemente se ha demostrado en ratones que su consumo cada día puede reducir hasta en un 50% el riesgo de padecer cáncer de piel. Tiene un efecto protector contra los rayos UV. También se encuentran licopenos en la sandía, las fresas o las cerezas.

Zanahorias. Poseen un alto contenido en betacaroteno o provitamina A, un nutriente que al llegar al intestino se transforma en vitamina A y se almacena en el hígado en forma de retinol, que activa la melanina.

Cítricos, kiwis, papaya. Las frutas ricas en vitamina C y E juegan un papel fundamental por su poder antioxidante, que estimula la formación de colágeno en nuestra piel.

Frutos rojos. Los frutos del bosque son ricos en flavonoides, carotinoides y antocianidinas (la sustancia que les da color y que ayuda a proteger contra los radicales libres y los rayos ultravioletas, además de favorecer la conservación del colágeno


Testimonios