facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

COSMÉTICA: ¡OJO CON LO QUE MEZCLAS!

Sin título-1

Seguramente la estantería de tu baño está repleta de cosméticos que tienes la tentación de mezclar o utilizar consecutivamente. Pero ¿es una práctica segura? ¿Entraña algún riesgo? La respuesta es que sí, que hay activos que no debes mezclar nunca, en unos casos porque los beneficios de uno pueden quedar anulados por las propiedades de otro o, lo que es más, porque pueden dañar en mayor o menor medida tu piel.

 

 

 

– Vitamina C con retinol: La vitamina C es un potente antioxidante, mientras que el retinol, derivado de la vitamina A, es uno de los activos más efectivos contra las arrugas. Pero utilizados conjuntamente, pueden provocar sequedad e irritación. Lo ideal es utilizar el sérum o crema con vitamina C por la mañana y el retinol por la noche (solo dos veces por semana).

– Vitamina C con los ácidos alfahidróxidos (AHA): Nunca deben mezclarse, no solo porque estos puedan anular el poder antioxidante de la vitamina C, sino porque su uso combinado puede producir enrojecimiento, irritación y descamación.

– AHA con retinol. Todos los derivados de la vitamina A, como el retinol, deben emplearse separadamente de los ácidos (láctico, glicólico…), sobre todo cuando el cosmético contiene retinol en dosis altas, ya que se puede provocar enrojecimiento de la piel.

– Peróxido de benzoilo con AHA o con vitamina C. El peróxido de benzoilo es un activo muy utilizado para combatir el acné. Pero si se usa en combinación con ácidos o con vitamina C pierde toda su efectividad.

– Ácido salicílico y ácido glicólico o peróxido de benzoilo. Si se utiliza ácido salicílico para combatir el acné, hay que optar por exfoliantes más suaves, puesto que su combinación con alguno de los otros dos activos en un mismo día puede provocar sequedad, descamación, ampollas e incluso hiperpigmentaciones inflamatorias.

– Retinol y exfoliantes. El retinol es muy sensibilizante y puede resecar la piel, de modo que hay que evitar exfoliantes agresivos cuando se están utilizando cosméticos que lleven este principio activo u otros derivados de la vitamina A.


Testimonios