facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

CÓMO TENER UNA CINTURA DE AVISPA ESTE VERANO

post Dray cintura de avispa

No hay curvas llamativas sin una cintura marcada. La zona que rodea el ombligo es muy femenina, y si está definida, es una de las más sexys. Los bikinis sientan mejor, los pantalones y vestidos también…y además, la falta de grasa extra en la cintura nos aporta agilidad y salud. Pero por desgracia, la dieta no es suficiente, porque perder grasa de forma selectiva, hasta el momento, solo era algo que podía solucionar la liposucción tradicional. Esta técnica, sin embargo, tiene sus inconvenientes, porque no deja de ser invasiva. Por ejemplo, si no está bien hecha puede dañar los tejidos colindantes, o producir alguna hemorragia, además que exige luego llevar una faja compresiva y estar un tiempo en reposo.

En la clínica del Dr. Dray, la liposucción cuenta con una alternativa efectiva, nada agresiva, y sobre todo, segura. Se llama criolipólisis FastShape, y su modo de actuación es destruir la grasa (lipólisis) mediante frío (crio);  funciona muy bien en la cintura, pero también en el abdomen, los flancos, lumbares, caderas, cartucheras, cara interior de los muslos y rodillas y los brazos. No es una cirugía, así que no requiere un postoperatorio ni un proceso de recuperación, y no se experimenta dolor. En dos sesiones suelen obtenerse muy buenos resultados, y la sesión dura unos 45 minutos.

Pero a la criolipólisis, al igual que cualquier liposucción, hay que acompañarla de dieta y ejercicio. Hay que decantarse por los cereales integrales, para favorecer el tránsito intestinal y que la tripita no se hinche, tomar mucha fruta y verdura, que además de tener fibra son diuréticas (te irán genial la piña, por ejemplo, la alcachofa o el apio) y beber mucho agua. Las bebidas carbonatadas y la cerveza, en cambio, son tus peores enemigos, porque precisamente la cintura es donde se acumula el gas. Es mejor que comas cinco veces al día, cantidades pequeñas, porque además de no llenarte en exceso (lo que favorece la tripa hinchada), aumenta el gasto metabólico, es decir, incrementa el metabolismo. En cuanto al ejercicio, tienes que hacer una parte de cardiovascular, para quemar grasa (correr, nadar, andar rápido, bicicleta), y seguir con otros que modelen y refuercen los músculos de la zona, como los abdominales, el Pilates, el yoga o incluso el hula-hoop.

 


Testimonios