facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Cómo cuidar la piel ante la contaminación ambiental

cuidar la piel contaminacion ambiental

El 92% de la población está expuesta a la polución, la cual supera los límites marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y además de ser un factor de riesgo para el organismo, lo es también para el cutis. Te mostramos cómo cuidar la piel ante la contaminación, con los cuidados cosméticos, de protección solar, los tratamientos de Medicina Estética y la dieta más apropiada para combatir los radicales libres.

 

 

 

¿Qué le pasa a la piel cuando hay contaminación?

La polución es una bomba no solo para el organismo, también para la piel: la combinación de partículas en suspensión, hidrocarburos, ozono, humo del tabaco y metales pesados provoca en ella un alto grado de envejecimiento, algo que hasta ahora no teníamos en cuenta. Tenemos interiorizado que a la intemperie la radiación solar es muy nociva a nivel cutáneo, pero no tanto que la contaminación también produce serias consecuencias:

– Oxidación celular: Por culpa de los “malos humos” se multiplica la producción de radicales libres, y esto oxida nuestras células, haciendo que la piel envejezca antes y quitando luz al rostro.

– Deshidratación: Está comprobado que quienes viven en las ciudades y están expuestos a la polución tienen peores niveles de hidratación.

– Arrugas: La producción de radicales libres y la falta de agua en la piel aumentan los surcos y arrugas.

– Manchas: Junto a la exposición solar o las causas hormonales, la contaminación empeora las hiperpigmentaciones, un factor a tener en cuenta a la hora de afrontar cómo cuidar la piel en la ciudad.

– Sensibilidad: Si estás entre el 10 y el 20% de la población que padece eczemas, ten en cuenta que la contaminación agrava los síntomas y puede causar una mayor sensibilidad cutánea.

 

 

¿Cómo prevenir los efectos de la polución ambiental en la piel?

¿Cómo cuidar la piel ante la combinación de partículas en suspensión, metales pesados, tabaco e hidrocarburos aromáticos, los peores contaminantes? El primer paso, sin duda, es la prevención. Te habrás dado cuenta de que esos días que no te maquillas, al pasar el disco desmaquillante este no permanece blanco, sino grisáceo, como sucio: la culpa es de estas sustancias. Por eso es fundamental prevenir con los siguientes consejos:

– Intenta no exponer la piel al aire libre en las horas punta del día, siempre que te sea posible: a primera hora y a última de la tarde, cuando dichos contaminantes se encuentran en su máximo apogeo.

– Utiliza a diario el protector solar, preferiblemente un SPF 50, es decir, alto.

– Sigue una rutina cosmética rica en antioxidantes.

– Haz deporte, pero ten en cuenta las variables que te contamos más abajo.

– Infórmate sobre los tratamientos de Medicina Estética que regeneran, combaten la oxidación e iluminan tu piel.

 

 

Cómo cuidar la piel ante la polución con cosmética

– Limpia a conciencia: Es fundamental liberar los poros de toda la suciedad acumulada y de las partículas contaminantes, de día y de noche.

– Elige antioxidantes: Tus tratamientos diarios (sérum y crema, y mascarilla una vez por semana) deben contener activos antioxidantes, como la vitamina C y E, el resveratrol o extractos vegetales específicos. Si lo necesitas, complementa tu rutina cosmética con comprimidos ricos en antioxidantes. El las Clínicas Dray contamos con la combinación de productos perfecta para una piel cuidada y protegida de la contaminación: la Créme Multiactive Global Action Dray, y el Sérum Gel Restructurant Essentiel Global Action Dr. Dray. Tanto la crema como el sérum cumplen múltiples funciones, y entre ellas la de combatir la polución, gracias a su exclusivo phyto-complejo celular que evita la oxidación, regenera, hidrata y reafirma las capas superiores de la epidermis desde la primera aplicación. Son ricos en principios activos vegetales y en células madre marinas e incluyen un potente complejo antioxidante y una altísima concentración de ácido hialurónico vectorizado, el cual consigue una mayor eficacia en su penetración.

– Protector solar: Es el cosmético de cabecera si piensas en cómo cuidar la piel ante la contaminación ambiental, porque combate los radicales libres. Fíjate que sea de amplio espectro frente a los rayos UVA, UVB, luz visible e infrarrojos.

 

 

Cómo cuidar la piel ante la contaminación: tratamientos de Medicina Estética

1. Peeling: El peeling químico consiste en aplicar una serie de activos llamados hidroxiácidos (salicílico, kójico, alfalipoico, retinol, hidroquinona, etc.) de forma controlada para eliminar la capa más superficial de la epidermis, y con ella las células muertas. De esta forma la piel se regenera, aumentando la síntesis de colágeno y elastina, mejorando su flexibilidad, hidratación, unificando el tono y difuminando las arrugas. El peeling puede ser superficial, medio o profundo, en función del estado de piel y del grado de envejecimiento. Los más solicitados suelen ser los peeling de tipo superficial, ya que no suelen producir descamación (o en todo caso, leve), no necesitan guardar reposo y permiten retomar la rutina diaria al momento, con la única condición de utilizar la máxima protección solar al aire libre y de no exponerse al sol las dos primeras semanas. El peeling químico se lleva a cabo en una sola sesión, que puede repetirse al mes en función de cada necesidad, y no es un procedimiento doloroso ni ocasiona efectos adversos (más allá, como hemos dicho, de una posible descamación en función del tipo de peeling).

 

2. Mesoterapia facial: Se trata de un procedimiento de Medicina Estética mínimamente invasivo, que consiste en la infiltración de sustancias beneficiosas para la piel a través de pequeñas infiltraciones en el rostro, el cuello y el escote, es decir, las zonas de piel expuestas a la contaminación. El cóctel incluye vitaminas (A, E y C), aminoácidos, oligoelementos, ácido hialurónico y minerales (zinc, silicio, cobre, selenio, etc.) que iluminan la piel, difuminan manchas y líneas de expresión y combaten la flacidez. La mesoterapia facial, popularmente llamada “vitaminas”, es apropiada para cualquier edad y en cualquier momento, aunque cuanto antes se empiece, más efectiva será. Se recomiendan de 2 a 3 sesiones al año de mesoterapia facial, aunque en pieles más envejecidas es ideal aportar sesiones adicionales. No es un tratamiento doloroso, aunque los pequeños pinchazos pueden ocasionar ligeras molestias. Tampoco suele ocasionar efectos secundarios siempre que esté realizado por un buen profesional, más allá de algún posible y leve hematoma que desaparece en un par de días.

 

 

Dieta anti-polución

¿Cómo cuidar la piel ante la contaminación ambiental mediante la dieta? Es importante incluir alimentos con vitamina C y E, que ayudarán a fabricar nuevo colágeno y a favorecer la densidad cutánea: naranjas, mandarinas, kiwis, frutos rojos, pimientos, tomates, brócoli, y aquellos con ácidos grasos Omega 3 y 6: sardinas, salmón, caballa, boquerones, frutos secos y aceite de oliva virgen.

 

¿Cómo cuidar la piel en la ciudad si me gusta el deporte outdoor?

¡Por supuesto que puedes! Pero sería aconsejable que evitaras las horas punta de máximo tráfico: A primera y a última hora, en las estaciones cálidas, y a primera hora y media tarde, en las estaciones frías. Busca parques con árboles, intenta elegir zonas elevadas (y no a ras de carreteras) y evita los días de máxima polución consultando apps o páginas que midan la contaminación del aire en las grandes ciudades.