facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Cómo cuidar cuello y escote: los grandes olvidados.

como cuidar cuello y escote

Te habrás dado cuenta de que a veces, a determinada edad, se ven rostros muy cuidados pero no acordes con otras zonas: cuello, escote, manos y cara interna de los brazos se convierten en esas zonas delatoras del paso del tiempo, esos chivatos a los que hay que mimar de una manera especial.

 

 

 

 

¿Cómo es la piel del cuello y el escote?

Es, al igual que la del contorno de los ojos y la de los labios, extremadamente fina y delicada, con menor soporte. A partir de los 40 años suele empezar a manifestar los signos del paso del tiempo y las arrugas en el cuello y en el escote, así como las manchas, hacen su aparición. A su vez, la línea de la mandíbula se desdibuja y estas áreas comienzan también a acusar la flacidez y  falta de densidad.

 

¿Cómo prevenir el envejecimiento?

Es importante prevenir, antes de que sea tarde. Cuando las primeras arrugas en el cuello y en el escote aparecen y las hiperpigmentaciones se instalan, hay que empezar a cuidar estas zonas de una manera especial, tanto con un estilo de vida saludable como con cremas reafirmantes y unificadoras del tono. ¿Tu imprescindible? El protector solar SPF 50, que debe acompañarte en esta zona tanto en verano como en invierno.

 

Cuidados para el cuello y el escote

 

  • Cosmética: Es importante tratar las finas arrugas en el cuello y en el escote con cosmética rica en activos antiedad, como las cremas del Dr. Dray: Tanto la crema como el sérum Dr. Dray actúan en el rostro, el cuello y escote mejorando la calidad cutánea, tensando los tejidos, difuminando los surcos y la flacidez en el cuello y en la cara. Para estas áreas de piel fina y a menudo deteriorada por el sol, el frío, el calor y el viento los ingredientes cosméticos que mejor funcionan son el ácido hialurónico para hidratar y aportar densidad, los principios activos vegetales naturales y las células madre marinas, muy regenerantes, así como un buen complejo antioxidante como las vitaminas C y E, que estimulan la creación de nuevo colágeno y elastina, lo que aporta densidad y firmeza. La mejor forma de aplicar las cremas en cuello y escote es mediante masaje, en sentido ascendente, de manera suave y de dentro afuera, a pequeños toquecitos. Siempre con la piel bien limpia, el orden es el siguiente: aplica el sérum, deja que la piel absorba el producto al menos durante 30 segundos y después extiende la crema.

 

  • Descanso: Es importante dormir boca arriba siempre que puedas, así evitarás las arrugas verticales de esta área, que se producen, sobre todo, con la postura de lado. Las mejores sábanas son siempre las de algodón, pues las de fibra sintética marcan más las llamadas “arrugas del sueño”, que las distinguirás porque son verticales y se ven más al levantarte. Escoge una almohada que mantenga tu cabeza alineada con el resto del cuerpo, ni más alta ni más baja.

 

  • Sol: Mucho cuidado con la radiación ultravioleta, porque como hemos visto es la principal causante de manchas, sequedad, flacidez y arrugas en el cuello y el escote. Es fundamental utilizar un factor de protección SPF 50 siempre que estas zonas estén expuestas, al igual que en la cara.

 

  • Alimentación: Todos aquellos alimentos con vitamina C ayudan a fabricar nuevo colágeno y favorecen la densidad cutánea. Vía libre a las frutas cítricas (naranjas, mandarinas, kiwis, frutos rojos), a los tomates, pimientos, brócoli… y aquellos con ácidos Omega 3 y 6, como el pescado azul, el aceite de oliva virgen y los frutos secos.

 

Tratamientos para el cuello y el escote

Es importante prevenir los efectos del envejecimiento antes de que sean muy acusados, de esta forma podremos mantener la piel del escote y del cuello lisas, luminosas y turgentes durante más tiempo. El otoño y el invierno son las épocas perfectas para apuntarse a los tratamientos de Medicina Estética, mínimamente invasivos, eficaces, seguros y naturales. Las Clínicas Dray apuestan por los siguientes:

 

  • Mesoterapia: El Dr. Dray, junto a su hermano Maurice, es el creador de Mesolift, mesoterapia facial o las famosas “vitaminas” de las que todo el mundo habla, y que mejoran de manera espectacular la flacidez y las arrugas de esta zona. La mesoterapia para cuello y escote aporta a la piel vitaminas, oligoelementos, ácido hialurónico y aminoácidos, y se aplica mediante infiltración con una pequeña aguja y sin dolor (como mucho una ligera molestia). Las sesiones recomendadas de mesoterapia para cuello y escote dependen de en qué estado se encuentre la piel, pero habitualmente para un tratamiento completo son aconsejables un mínimo de tres. En cuanto a los efectos secundarios, podría quedar, como mucho, algún leve y pasajero hematoma, que desaparece en 48 horas.

 

  • Peeling químico. El peeling médico consiste en aplicar determinados ácidos en la piel del cuello y el escote con el fin de renovar la epidermis, eliminar las células muertas y regenerar desde el interior. Gracias al peeling se difuminan (o desaparecen) las manchas y marcas, las arrugas, y se genera nuevo colágeno, de manera que se consigue mayor tensión en la zona.

 

  • Luz Pulsada Intensa o IPL: La luz pulsada intensa es una fuente de luz de alta intensidad que abarca un rango de colores más o menos estrecho, y cada cual produce un efecto distinto en la piel. De esta forma la luz actúa donde hay lesiones: va directa a la mancha, marca o surco. Se necesitan de 3 a 5 sesiones, espaciadas entre ellas 3 o 4 semanas. El tratamiento de IPL no duele ni deja secuelas.