facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Adiós, manchas

Adiós, manchas

En la temporada estival, las manchas invaden el rostro, de golpe y porrazo, y sin avisar…¿O sí lo hacen? En realidad, mucho podemos hacer por prevenirlas aplicando un factor solar spf 50 de amplio espectro, que posea protección UVA y UVB, cada vez que salimos a la calle (y si tomamos el sol, mucho más), evitando la exposición en la principales horas del día y utilizando sombreros, ahora que están de moda. Pero si aún así, no nos libramos de las hiperpigmentaciones, a la vuelta de vacaciones, será momento de pensar en los tratamientos más adecuados para difuminarlas o incluso, decirles adiós. En la Clínica del Dr. Dray te recomendamos los siguientes:

  1. Peeling: La descamación de la piel para obligarla a renovarse y eliminar las células muertas está recomendada para pieles fotoenvejecidas, hiperpigmentadas o rugosas y apagadas. Consiste en aplicar una solución de activos químicos (ácido kójico, ácido alfa lipoico, retinol e hidroquinona) para eliminar, de forma controlada, una capa determinada de la piel y estimular la renovación celular.

Según el estado de la piel, se realiza un peeling de tipo superficial, medio o profundo. La dinámica es la siguiente: El tratamiento se extiende en forma de mascarilla que se retira a las 2 ó 3 horas en casa. Después se produce un pelado fino de la piel y la consecuente despigmentación de las manchas. Para potenciar los resultados se indica un tratamiento domiciliario para regenerar la piel, que se renueva en un intervalo de 1 semana a 10 días. Basta una sesión.

  1. Luz Pulsada Intensa (IPL): Es parecida a un láser, y actúa selectivamente sobre las manchas suavizando su aspecto hasta hacerlas desaparecer. A la vez cierra los poros, mejora la textura de la piel y le aporta luminosidad. Eso sí, tras el tratamiento es necesario protegerse del sol e hidratarse la piel. Se necesitan 4 ó 5 sesiones (cada 15 días), aunque también puede hacerse uno de choque para eliminar las manchas en un solo tratamiento más agresivo.

Un consejo: No olvidemos que la piel tiene memoria, y la protección es un gesto simple y sencillo que todos podemos hacer este verano para que las manchas, si llegan, sean menos y lo hagan con menor intensidad.


Testimonios