facebook

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted pueda disfrutar de la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad CERRAR

91.576.01.64
93.414.06.54 Llámanos y te daremos información personalizada madrid@doctorsimondray.com

Dr Simón Dray

Dr Simón Dray

Tras más de 25 años de experiencia, el Doctor Simón Dray se ha convertido en una referencia mundial en el campo de la Medicina Estética. Su mayor logro es haber conseguido, además de mejorar la calidad de la piel, la tan ansiada reafirmación facial sin tener que pasar por el quirófano. Creador, junto con su hermano Maurice, de la técnica Mesolift (mesoterapia facial), es conocido como “el maestro de la aguja” y entre sus tratamientos estrella destaca la Técnica de la Corona, un protocolo con el que se consigue un auténtico lifting sin cirugía con resultados duraderos y muy naturales.

¿Por qué optó por la Medicina Estética?

Empecé como médico gerontólogo en 1983, en Francia. Pero, tratando la salud de los ancianos, me di cuenta de que esa especialidad se ocupaba del interior pero no del exterior de las personas. Entonces comencé junto a mi hermano, Maurice, a realizar Medicina Estética en Toulouse, y posteriormente en París: fue en 1990. En el 92 abrimos la clínica de Barcelona y, más tarde, la de Madrid. Ahora también tenemos centros en Almería e Ibiza, y fuera de España, por supuesto en París, y Londres.

¿Cuál es su premisa?

La naturalidad, sin duda. El poder decir “Qué bien te veo, en lugar de: ¿Qué te has hecho?”. Las pequeñas arruguitas no molestan. Lo que no me gusta es la flacidez, ni las expresiones tristes. Intento devolver a esos rostros la alegría, devolver a cada persona la mejor versión de uno mismo, y que haya armonía entre el alma y el cuerpo.

¿Cuáles son sus mayores aciertos?

Primero haber sido, junto con mi hermano Maurice, el creador de Mesolift, un tratamiento de mesoterapia facial que patentamos en el año 92, y formulado a base de un cóctel de vitaminas y multitud de aminoácidos y minerales. Nos dimos cuenta de que, a causa del sol, tóxicos como el tabaco, la mala alimentación o el estrés, el denominador común del envejecimiento era el déficit de determinadas sustancias en la piel, como vitaminas y oligoelementos. Posteriormente, la Técnica de la Corona o Crownlift y, finalmente, Global Action, un tratamiento que combina la técnica anterior con la aplicación de HIFU (ultrasonidos focalizados de alta intensidad) para combatir la flacidez.

¿Cuál es el secreto de su éxito?

Siempre hemos trabajado buscando la fórmula más precisa, los principios activos más efectivos para aumentar la firmeza, la luminosidad y la calidad de la piel, pero también hemos ganado en destreza a la hora de manejar la aguja. Al mismo tiempo, nos hemos mantenido siempre alerta de los nuevos avances en aparatología para que nuestros tratamientos no solo ofrezcan resultados óptimos, naturales y duraderos, sino que cada vez sean más cómodos para nuestros clientes.

¿Alguno de sus tratamientos requiere intervención quirúrgica?

No, en las clínicas Dray utilizamos siempre técnicas no invasivas, que no requieran pasar por el quirófano, y tras las cuales el paciente pueda reanudar de inmediato su actividad cotidiana.

¿Qué otros tratamientos se realizan en la Clínica Dray?

Realizamos todo tipo de tratamientos, tanto faciales como corporales, para mejorar el aspecto y la salud de nuestros clientes, combinando para ello la medicina estética con la aparatología más avanzada del mercado y siempre fieles a nuestra filosofía: técnicas no invasivas, tratamientos personalizados y resultados naturales.